El poeta

lunes, julio 03, 2006


















Dedicado a la bonita tierra extremeña de Cáceres, patrimonio de la Humanidad.

En la bonita pampa extremeña
bosque de grandes encinas y alcornoques
donde los miuras arrascan sus cuellos
y los cerdos buenas bellotas se comen.

Un buen vino artesano de Pitarra
buen jamón sazonado en guijuelo
manantiales que rieguen sus fértiles campos
sus lindes y valles floreados de cerezos y almendros.

Sus olivos muy extendidos por el campo
respiran aire de la sierra Bejarana
al unísono con la sierra de Gata
hacen una atmósfera pura y muy sana.

Y describiendo todos encantos que guarda
esta tierra donde uno quisiera nacer
y bañarse en sus piscinas frescas y naturales
que en sus ríos de manantial suelen tener.

Es un contraste en verano
bañarse en sus frescas aguas
la temperatura suele ser alta
y las aguas siempre están heladas.

Su orografía, sus montes y valles
tienen todos un encanto especial
ríos con caudal muy grande
sus vaderas y huertas suelen regar.

Carreteras estrechas y largas de montaña
sus pinares de grandes ramas sombra les dan
y a los pueblecitos pequeños de la sierra
les dan vida y un encanto especial.

Valle de Jarayz y el Jerte
Yuste, Plasencia y antigua catedral
Guadalupe, Ibores y Peralta
divisan un panorama para hacer soñar.

Con su catedral y muralla
besando sus pies el río Alagón
hace rodapié a la sierra de Gata
y abre los ojos a quien desde el puerto lo contempló.

Alto puerto de Perales
división entre Cáceres y Salamanca
una vez subiendo a la cumbre
se divisa una bella vista planetaria.

Sus pueblos perdidos por la sierra
los ganados pastando su ladera y montañas
sus riachuelos corriendo por las calles de los pueblos
y los habitantes tiran de los burros y albardas.

Llegamos a la gran ciudad
patrimonio histórico de la Humanidad
la muralla, sus históricos monumentos
y Plaza Mayor que besándoles está.

Tiene una basílica muy antigua
museos, baños árabes y un santo especial
a las mocitas que le besan sus pies
en poco tiempo novio las propinara.

Se llama San Pedro de Alcántara
famoso y siempre muy peculiar
sus pies los tiene bastante gastados
de todas las mocitas que allí le han besao.

Todas le van dejando sus labios
y petición de novio también
y suben al Santuario de la montaña
y se ofrecen a la Virgen con él.

Barrio de la antigua judería
que a Cáceres tampoco pudiera faltar
es una ciudad pequeña y sencilla
acogedora, bonita y muy singular.

Dos visitas hechas al tiempo
y enamorado me quedé también
no esperaba que en Extremadura
tuviera ese bonito y gran vergel.

Siempre espero de nuevo poder volver
a pisar esa tierra que por afinidad me enamoré
y disfrutar de la parte que yo no conozco
y que me quedé con tantas ganas de ver.

Las aves que surcan el cielo
sobrevolando los parques naturales
son águilas, buitres y azores,
pajarillos, perdices y zorzales.

Es una sana naturaleza viviente
una vida tranquila y muy natural
una zona de nuestra querida España
que en estos tiempos es difícil de encontrar.

Y ya no me extiendo más
aunque hablando la boca me hace agua
agua quisiera siempre beber
de los manantiales frescos de tus bonitas montañas.

Versos:

Ancho mar de Extremadura
son el Alagón y el Tajo cuando se juntan
los barcos copian de los patos
y como jugando la corriente cruzan.

Los ciervos pacen y beben en sus orillas
sus hierbas en la vadera van truncando
y las flores amarillas de campanilla
las mariposas su polen lo van captando.

Pican posándose en ellas
se recrean volando y volando
qué maravilla bendecida por Dios
y un ejemplo nos dan a todos humanos.

Piropo:

Viva la Virgen de Guadalupe
y viva su gran Santuario
vivan las torres que emergen
en la ladera dominando el llano.

1 Comments:

At 10:15 p. m., Blogger Esther said...

¡Qué bonita! me parecía que estaba allí mismo otra vez.

 

Publicar un comentario

<< Home